Eduardo Eurnekian

Eurnekian invierte u$s 10 millones para lanzar un country de vinos en Neuquén

Escrito por eduardoeurnekian 10-10-2013 en General. Comentarios (0)
Serían 36 lotes con viñedos y espacio para casas en terrenos de la Bodega NQN. Junto a la familia Viola, fundadora de Bodega del Fin del Mundo, venderán lotes con viñedos a u$s 350.000 para los amantes del vino. Ofrecen su know how y canales de venta Bodega de Fin del Mundo, del empresario Eduardo Eurnekian y la familia Viola, su fundadora, acaban de lanzar el primer emprendimiento inmobiliario patagónico con viñedos, donde los socios pueden hacer sus propios vinos junto a la empresa. Así, el proyecto neuquino Clos del Fin del Mundo se suma otros countries de vino lanzados desde 2008 en Mendoza y Salta, donde los amantes de la “bebida nacional argentina” pueden adquirir lotes entre viñedos, construir su propia casa y contar con botellas propias. “Mucha gente sueña con ser bodeguero, muchos famosos tienen su bodega o vino. Decidimos abrir las puertas de la bodega para los amantes del vino, ofreciendo nuestro know how, poniendo a disposición de los inversores que adquieran un lote a nuestros agrónomo, enólogo y facilitando canales de venta y contactos en el exterior, cosas que serían imposibles de realizar de forma independiente sin desembolsar muchísimo dinero”, comentó Julio Viola, presidente de Fin del Mundo y creador de la bodega, en 2003, en San Patricio del Chañar, Neuquén. En 2009, se asoció a Eduardo Eurnekian, en partes iguales, y en enero de 2012 compraron la vecina bodega NQN. El nuevo proyecto, ubicado en un terreno contiguo a los viñedos de NQN y Fin del Mundo, consiste en vender 36 lotes de tierras de 3 hectáreas cada uno, de las cuales 2,5 ha. tendrán viñedos, que ya se empezaron a implantar. El resto del terreno quedará libre para construir una vivienda y su parque. Para realizarlo, están invirtiendo u$s 10 millones, cifra que incluye la plantación de viñedos, los servicios comunes (canchas de tenis, sendero ecuestre y caballerizas, granja y huerta orgánica, entre otros) y la ampliación de las bodegas, ya que Fin del Mundo, con 9 millones de litros de capacidad, y NQN, de 2 millones, trabajan al máximo. El predio ya cuenta con una posada, que pueden usar para invitados, restaurante y salones. “Cada lote se vende a u$s 350.000, pero ofrecemos 10% de descuento para los primeros 10 lotes que se vendan. Se pagan en pesos al tipo de cambio oficial, con u$s 50.000 de adelanto para reserva; luego se completa un 50% del valor y el resto puede pagarse en cuotas hasta en un año de plazo”, precisó Viola. Se estiman unas expensas de u$s 5.000 anuales los primeros años por hectárea plantada y de u$s 7.000 cuando las uvas ya se cosechen. “Mientras los viñedos crezcan, pueden comprarnos las uvas a nosotros. La idea es que puedan cubrir los gastos con las ventas de sus uvas o sus vinos, a los que pueden poner su nombre, con el respaldo de Clos del Fin del Mundo debajo”, dijo el empresario. Incluso, si lo desean, el mismo Michel Rolland puede hacer el corte de su vino, previo pago extra, claro. Los socios no dieron la comercialización de los lotes a un tercero, sino que eligieron hacerla directamente ellos. “Queremos conocer a los potenciales compradores, ver si comparten la misma filosofía sobre el vino. Además, como trabajarán con nosotros, nos acompañarán si quieren a ver clientes en el exterior o a visitar bodegas en zonas como Bordeaux, Napa o La Toscana, es importante conocerlos”, destacó Viola, que confió en vender los lotes en menos de un mes. “Recién presentamos el proyecto y ya vendimos cuatro, dos a inversores neuquinos y dos a porteños, comentó.

Eduardo Eurnekian fue protagonista del Consejo de las Américas

Escrito por eduardoeurnekian 10-10-2013 en General. Comentarios (0)
El empresario participó hoy del Consejo de las Américas que se llevó a cabo en el hotel Alvear junto a Susan Segal, presidente del Americas Society y Council of the Americas; Mauricio Macri, jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires; autoridades nacionales y empresarios. El Presidente de Corporación América y Vicepresidente de la Cámara Argentina de Comercio, Eduardo Eurnekian, cerró el evento con un discurso en el que expresó los siguientes conceptos: “El Mercosur debe ampliarse sin demora para rápidamente iniciar el proceso crucial de integración Latinoamericana, desafío histórico que sellará la unidad Atlántico – Pacífico.” “El comercio internacional es positivo para todos y debe ser incentivado ya que es uno de los pocos conceptos sin controversia entre economistas.” “Interactuar con otros países altera profundamente el proceso de crecimiento económico.” “La contención social es un elemento ineludible en el camino hacia una sociedad desarrollada.” “La cuestión es poder superar inteligentemente los desafíos de la globalización y del progreso tecnológico.” “Ayer hemos mantenido francas y productivas reuniones con el Gobierno nacional, pares empresarios y el sector laboral. Esto demuestra que las instituciones de la República funcionan y son sensibles a los resortes constitucionales, pues están abiertas al diálogo y a la construcción de políticas consensuadas.”

Eduardo Eurnekian es el mayor inversor en Armenia

Escrito por eduardoeurnekian 09-10-2013 en General. Comentarios (1)
El volumen de las inversiones extranjeras en Armenia en la primera mitad de 2013 representó 293,1 millones de dólares, lo que significó una caída del 34,7% comparado con el mismo período del año anterior, según detalla el Servicio Nacional de Estadísticas de la República de Armenia. Argentina reemplazó a Francia como el mayor inversor extranjero en Armenia, con inversiones que alcanzan los 76 millones de dólares. Las inversiones francesas cayeron alrededor de nueve veces en este último año debido a una reducción en las inversiones de la empresa Orange Armenia. Mientras tanto, las inversiones de capitales argentinos aumentaron 10 veces gracias a los proyectos de Eduardo Eurnekian. La mayor parte de las inversiones de Eurnekian se concentraron en el desarrollo del transporte aéreo, y en menor medida en la agricultura y la construcción. En 2013, las inversiones desde Chipre crecieron aproximadamente 30 veces, enfocadas a la explotación de depósitos de minerales metalíferos. Rusia lidera las inversiones directas con 32 millones de dólares en este año. Las inversiones rusas están más diversificadas, aunque una proporción mayor se concentra en la energía (4,6 millones de dólares), el transporte (10 millones de dólares) y las telecomunicaciones (15 millones de dólares).

Los Eurnekian quieren hacer de Unitec Blue el fabricante líder de semiconductores de América Latina

Escrito por eduardoeurnekian 09-10-2013 en General. Comentarios (0)
Los Eurnekian aspiran a sacar su holding a bolsa en dos años. El negocio principal de Corporación América consiste en gestionar 51 concesiones aeroportuarias en América Latina y Europa, pero los Eurnekian esperan que el crecimiento futuro provenga de la industria tecnológica. Además, su experiencia en conseguir contratos del gobierno podría ayudarles a compensar los desafíos que afrontan como novatos en una industria muy competitiva y globalizada. “Al ser una nueva empresa, estarán en una posición de gran desventaja”, dijo Len Jelinek, director sénior y analista jefe de fabricación de semiconductores en la consultora IHS. “No tienen un historial de desempeño comprobado”, indicó, “aunque podrían conseguir contratos impulsados por la influencia política o del gobierno”. Su ubicación en Argentina presenta sus propios retos, incluyendo la alta tasa de inflación, aumentos de salarios anuales y obstáculos a las importaciones. “Si no pueden igualar o superar el precio de la competencia, no serán un actor a largo plazo”, opinó Jelinek. “Esta industria siempre ha girado en torno a hacer las cosas más baratas cada año. (…) Están intentando hacer algo extremadamente difícil”. La familia ya ha invertido US$300 millones en la nueva división empresarial, llamada Unitec Blue, que planea vender productos de microchips a compañías y gobiernos en América Latina y otras regiones. Hace poco empezó a producir algunas de las tarjetas de transporte público que utilizan millones de personas en Buenos Aires y planea participar en licitaciones para proveer licencias de conducir en Estados Unidos. Sus microchips pueden integrarse en una amplia variedad de productos, incluyendo pasaportes de alta tecnología y aparatos de seguimiento y ubicación de ganado vacuno, un sector clave en Argentina. Aunque su fábrica está lejos de Buenos Aires, Gainza Eurnekian asegura que lo que importa es su proximidad a otros países latinoamericanos. Dado que es la única fábrica de nanotecnología comercial de su clase en toda la región, su ubicación podría darle una ventaja de cara a las ventas y distribución. Bancos latinoamericanos y compañías de telecomunicaciones, así como gobiernos municipales y federales, han importado tecnología similar de Asia, Europa y EE.UU. El año pasado, Argentina importó 35 millones de tarjetas GSM para celulares, indica Diego Barletta, director de ventas de Unitec Blue. La empresa ya ha firmado o negocia contratos en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú, y espera producir en torno a 1.500 millones de microchips al año. No obstante, existen riesgos, reconoció Gainza Eurnekian. Las tendencias tecnológicas pueden cambiar de la noche a la mañana y la demanda de equipos nuevos y caros obligará a la compañía a reinvertir continuamente. “En tres o cuatro años todas estas máquinas quedarán obsoletas”, dijo señalando un equipo importado que costó US$250 millones.

Una gran apuesta por la nanotecnología en Argentina

Escrito por eduardoeurnekian 09-10-2013 en General. Comentarios (0)
Construida sobre los restos de una antigua planta textil familiar en esta pequeña ciudad rodeada de campos, una fábrica de punta de semiconductores ha empezado a operar aquí, unos 130 kilómetros al sur de Buenos Aires. La planta tiene capacidad para producir tarjetas GSM para teléfonos celulares, tarjetas inteligentes para el transporte público y microchips para tarjetas de crédito de Visa y MasterCard MA +1.56% . La nanotecnología, que implica la manipulación de la materia, como microchips, en dimensiones tan pequeñas que se miden en milmillonésimas de metro, no está muy desarrollada en Argentina. Sin embargo, Matías Gainza Eurnekian, un empresario de 28 años, persuadió a su tío multimillonario para que invirtiera US$1.200 millones para tratar de cambiar eso. Eduardo Eurnekian, de 80 años, siempre ha tenido muy buen ojo para detectar nuevas tendencias. De joven, empezó en el negocio textil pero luego viajó a Estados Unidos, donde vio el crecimiento de las compañías de medios. Cuando regresó a Argentina, compró Cablevisión SA, una compañía de TV por cable, que luego vendió por US$670 millones. Para 1998, había forjado un imperio mediático de cerca de US$1.000 millones. Así que, en mayo de 2012, cuando los dos se reunieron para hablar sobre futuros proyectos, el veterano magnate vio una gran oportunidad en la nanotecnología y no dudó en apostar por la idea de su sobrino. “Ese día empecé a trabajar en esto y desde entonces no he dormido”, dijo Gainza Eurnekian. Para febrero, el holding de la familia, Corporación América, ya había construido una planta de vanguardia de semiconductores. La planta importa las obleas de silicio que utiliza para fabricar sus semiconductores, pero para fines de 2014 también planea producirlas, lo que la convertiría en la primera fábrica integrada de semiconductores de este tipo en toda América Latina, según los Eurnekian, y les daría una ventaja en ventas y distribución en la región. “Fue una gran apuesta”, señaló el joven empresario. “Dada la velocidad a la que cambia la tecnología, tuvimos que construir la fábrica en 10 meses para que el modelo de negocios tuviera sentido”.